El diácono Clayton Nickel, de azul, participa en la Marcha de la Gente por el Clima en 2017. Él y otras personas han ayudado a que el cuidado de la creación sea una prioridad en la Catedral de San Mateo Apóstol en Washington, D.C.
Los feligreses y el clero de la Catedral de San Mateo Apóstol cuidan de los desamparados, los enfermos y los que están confinados a sus casas.

La comunidad de Washington, D.C., también se precia de alzar su voz en favor de la justicia social en otros temas, como el movimiento Black Lives Matter.

Pero la parroquia y su equipo de cuidado de la creación recientemente descubrieron algo que ha intensificado su trabajo y su pasión por nuestra casa común.
“Lo que más nos llamó la atención fue que no importa dónde y qué tipo de asunto esté involucrado, si no tenemos un planeta en el que podamos vivir y respirar y tener una vida saludable y que el planeta nos sustente, todas las demás cosas no importarán tanto”, dijo el Diácono Clayton Nickel de San Mateo.

“Todo está muy, muy interrelacionado”.

Miembros del equipo de cuidado de la creación de San Mateo marchando por Black Lives Matter en junio de 2020.
La comprensión de esto ha sido evidente para todo el mundo durante el actual Tiempo de la Creación, que comenzó el 1 de septiembre y se extiende hasta el 4 de octubre, en la fiesta de San Francisco de Asís, el santo patrono de la ecología amado por muchas denominaciones cristianas.

El equipo de cuidado de la creación de la parroquia, que inició en 2017, está dirigido por Nickel, y los compañeros Animadores Laudato Si’, Phil Downey y Simone Seym.

Durante la celebración anual de oración y acción por nuestra casa común, el equipo ha organizado cuatro eventos en línea que han incluido la oración, la escucha y la conversación. Su quinto y último evento del Tiempo de la Creación se llevará a cabo el 4 de octubre.

Haz clic aquí para asistir a la celebración de la fiesta de San Francisco de Asís en la iglesia de San Mateo.

Lo que los motiva es su pasión por el cuidado de nuestra casa común, pero también el deseo de ayudar a todos a experimentar una conversión ecológica.

“La crisis ecológica es un llamado a una profunda conversión interior”. (LS 217)

“Realmente sentimos que tiene que haber algo más que un cambio tecnológico, se necesita un cambio de corazón y un cambio de mente”, dijo Nickel.

“Esta pandemia de COVID-19 nos está permitiendo realmente examinar y reflexionar sobre muchas ideas preconcebidas que tenemos, y ahí es donde intentamos llevar a nuestros hermanos y hermanas a ese sentido de conversión ecológica”.

Mira el “Show del Tiempo de la Creación” con el Diácono Nickel